CARNÉ DE CONVIVENCIA

Con el objetivo de de mejorar aún más, si cabe, la convivencia en nuestro Centro, hemos revisado y reelaborado nuestro reglamento de régimen interior. Hemos apostado por eliminar el carácter sancionador que se le atribuye por otro más pedagógico: hacer que el alumno sea consciente y responsable de sus actos. Así pues, aquellas acciones que no son aprobadas por la comunidad escolar del Centro pasan a una Comisión Mediadora que resta puntos a los carnés. Para cualquier actividad educativa con un carácter más lúdico (como salidas didácticas, festivales o viajes de estudios) se precisan un número de puntos mínimo. De ahí su valor. Y por eso, los alumnos actúan alternativamente para recuperar los puntos necesarios.